LOS ANTIGUOS JURAMENTOS POR FIN SE HAN PRONUNCIADO

SINOPSIS

Los caballeros radiantes deben volver a alzarse.

Los antiguos juramentos por fin se han pronunciado. Los hombres buscan lo que se perdió. Temo que la búsqueda los destruya.

Es la naturaleza de la magia. Un alma rota tiene grietas donde puede colarse algo más. Las potencias, los poderes de la creación misma; pueden abrazar un alma rota, pero también pueden ampliar sus fisuras.

El Corredor del Viento está perdido en una tierra quebrada, en equilibrio entre la venganza y el honor. La Tejedora de Luz, lentamente consumida por su pasado, busca la mentira en la que debe convertirse. El Forjador de Vínculos, nacido en la sangre y la muerte, se esfuerza ahora por reconstruir lo fue destruido. La Exploradora, a caballo entre los destinos de dos pueblos, se ve obligada a elegir entre una muerte lenta y una terrible traición a todo en lo que cree.

Ya es hora de despertarlos, pues acecha la eterna tormenta.

Y el asesino ha llegado.

WoK-wallpaper1920x1200

|Words of Radiance|2015|Ediciones B|1242 pags|

PREÁMBULO

palabras-radiantes“Palabras Radiantes” es el segundo libro de lo que promete ser la opera magna del escritor Brandon Sanderson y no lo digo solo porque planea estar compuesta por diez volúmenes, sino porque esta saga  será sin duda alguna lo mejor que ha escrito el autor hasta el momento.

Esta reseña estará divida en dos partes, en la primera me gustaría dedicarme a hablar sobre lo que más me ha gustado de los dos tomos que he leído hasta ahora y mis expectativas, en la segunda pretendo ahondar más en la historia para poder opinar con mayor detalle sobre este segundo volúmen del Archivo de las Tormentas, por lo que si no han leído el primer libro: “El Camino de los Reyes” no recomiendo leer la segunda parte, espero que todos me acompañen durante la primera mitad y animarlos a entrar al mundo creado por Sanderson; dicho esto, comencemos.

Mi experiencia con Brandon Sanderson es algo curiosa, digamos que no lo conocí por su famosa trilogía Mistborn (2006) , la primera vez que escuché sobre él fue en referencia a su libro “El Rithmatista” (2016), el cual solo tenía buenas opiniones; posteriormente llegó a mis oídos el título “SteelHeart” (2014) el primero de una trilogía que, como era de esperar, estaba gustando mucho. Con todo esto no podía continuar haciendo oídos sordos ante las constantes recomendaciones de las obras de Sanderson, por lo que me prometí leer algo del autor, sin embargo un día cualquiera, en una librería cualquiera y sin esperarlo siquiera llegó a mi la oportunidad de comprar el libro que estoy reseñando en esta entrada, así es, compré el segundo libro sin saberlo. No pueden culparme, me deje llevar por la hermosa portada y su increíble sinopsis que, dicho sea de paso, contiene spoilers del primer volumen. En fin, como podrán imaginar tuve que buscar el primer libro de lo que no tenía idea que sería una saga y cuando por fin tenía en mis manos ambos volúmenes fue cuando me di cuenta que el autor era ese Sanderson del que tanto hablaban por las redes. Soy torpe y no lo había notado antes. Todo este rollo es para hacerles saber que conocí a Sanderson por el libro “El Camino de los Reyes” (2010) el cual me encantó y fascinó a tal grado que lo único a lo que me dedique las semanas siguientes a haber finalizado el libro fue a ver y leer reseñas, buscar más sobre el autor, ir de librería en librería buscando más títulos y demás, me obsesione bastante. Gracias a esto pude conseguir el libro “El Aliento de los Dioses” (2009), libro único y muy bueno, “El Rithmatista” que ya mencioné y que parece será el primer libro de una trilogía (sí, a Sanderson le gustan las trilogías) y bueno, por supuesto que me gustó bastante.

Después de haber pospuesto durante tanto tiempo la lectura de “Palabras Radiantes” pues el tercer volumen de esta saga aún no se ha publicado y no estaba segura de poder soportar la espera, no pude soportarlo más y me zambullí nuevamente en el increíble mundo creado por Sanderson.

OPINIÓN PERSONAL

Comenzando con la historia Sanderson nos pone en los zapatos de cuatro personajes. Personas sumamente diferentes entre sí, cada uno tiene sus propios problemas así como sus propias motivaciones y objetivos. Sanderson innova el género yendo más allá de la simple travesía del héroe a la que nos tienen acostumbradxs los libros de fantasía desde Tolkien, en esta ocasión ningún personaje toma el papel del héroe ni hay ninguna travesía para derrotar al “malo”. Nos introducimos en un mundo asolado por una constante guerra que lleva años arrasando todo a su paso junto a las altas tormentas que condenan la forma de vivir de todo el reino.

Sanderson no trata a sus lectores como tontos, nos trata como seres pensantes capaces de armar el complejo rompecabezas que es su mundo. Porque sí, se trata de un mundo difícil de entender. Todo está tan bien construido que la información, aunque poca, resulta abrumadora por la increíble imaginación del autor. Sanderson se inventa desde razas, idiomas, costumbres y países, hasta la flora y fauna del mundo donde se desarrolla su historia. Los animales y las plantas son algo nunca antes visto por el ser humano y por lo tanto nuestras únicas referencias son las descripciones de los personajes que lo ven como algo cotidiano y sin importancia.

Las descripciones del mundo son buenas, el mundo en sí mismo es maravilloso, sin embargo Sanderson está consciente de que sus personajes están habituados a ver esos paisajes y por tanto sus descripciones desde el punto de vista de cada uno carecen de detalles, destacan lo más raro o fuera de lo común, el resto es parte del panorama y el lector tiene que acostumbrarse a esto, Sanderson quiere que pensemos y que poco a poco, con lo que nos va contando sobre su mundo, el rompecabezas vaya tomando forma. Esto no sucede solo con la flora y la fauna, la guerra es un misterio durante gran parte del primer volumen, el lector desconoce cuáles fueron las causas que llevaron al reino al caos, el porqué de los constantes enfrentamientos o incluso los motivos de los involucrados. Es como si al comenzar a leer te zambulleras de lleno en medio del inmenso océano y sólo pudieras flotar, poco a poco y conforme se avanza en la lectura podrás obtener un flotador, después una balsa, posteriormente un remo y así hasta que finalmente te sientas cómodo navegando entre las páginas del libro. Sorprendentemente a pesar de lo confuso que pueda resultar todo, la lectura no se hace pesada o aburrida, no es densa, Sanderson se molestó en mantener una escritura sencilla para que todo su esfuerzo se dirigiera a la historia y esto se nota. La pluma del autor es sumamente amable, sabe darle voces únicas y bien detalladas a sus personajes a pesar de narrar en tercera persona, la perspectiva de cada uno es especial y es fácil conectar con ellos sin sentir que los apoyamos. En mi caso Shallan es un personaje con el cual no podía empatizar, simplemente no podía con ella, me parecía torpe y mimada, a pesar de esto su evolución es notoria a lo largo de los capítulos y finalmente se convirtió en un personaje al que tengo en gran estima. Paso al contrario con Kaladin, quien me encanto desde el primer momento y su perspectiva era lo que más me gustaba leer, sin embargo, poco a poco y gracias a la perspectiva del resto del elenco, me percaté de la necedad de Kaladin y de su estúpido orgullo, si bien esto no me hizo odiarlo pude mantener una opinión más crítica sobre él.

wordsofradianceart-750x400

Las diferencias entre los personajes es algo que juega a favor del autor, cada uno viene de distintos lugares, el viaje es diferente para cada uno y no todos tienen posiciones de poder que alteren fácilmente el curso de la historia, que rayos, algunos de ellos son don nadie que no le importan en lo más mínimo a sus superiores, mientras que aquellos que si son de alta cuna y por lo tanto son personas importantes dentro del mundo ya no son considerados confiables, son prejuzgados y excluidos de los grandes círculos sociales. Con un elenco tan variopinto es fácil conocer cada rincón del mundo creado por el autor. Como lectores sabemos que su encuentro es inevitable y, a pesar de esto, el viaje es lo más importante tanto para la trama como para los propios personajes, es ahí donde se conocerán a ellos mismos y fijarán sus metas.

-Todas la historias han sido ya contadas antes. Nos las contamos a nosotros mismos, como han hecho todos los hombres que han existido. Y todos los hombres que existirán. Lo único nuevo son los nombres.

Continuando con la construcción del mundo, permítanme seguir alabando a Brandon Sanderson por el gran trabajo que hizo para esta saga. El autor logró innovar el muy usado mundo medieval llevándolo a un nuevo nivel. No le bastó con crear razas y lenguajes nuevos, no se conformó con definir claramente los roles masculinos de los femeninos (joder que hasta cada uno tiene que comer ciertas cosas) pues claro que no iba a estar satisfecho con usar una ambientación tan mundana como lo es la época medieval. Para empezar, Sanderson nos presenta cambios climáticos constantes y devastadores llamados “altas tormentas” las cuales no sólo crearon una nueva religión dedicada al “Gran Padre Tormenta” sino que son las culpables de la evolución del mundo pues las casas no pueden construirse como normalmente lo harían, de esa forma no sobrevivirían a las altas tormentas por lo que ahora deben tener una forma específica alineadas en una dirección específica con materiales específicos, esto es lo mismo que le paso a los animales, las condiciones del mundo los obligaron a evolucionar. Un premio a este señor por su trabajo al momento de crear mundos.

Ahora viene algo por lo que Brandon Sanderson es especialmente elogiado: el sistema de magia. Por supuesto que hay magia en estos libros y no solo eso, es algo tan común que la mayor parte de sus representaciones no son vistas como tal; pequeños espíritus que aparecen según las emociones de las personas o artilugios que permiten crear edificios desde cero son parte del día a día y no causan especial impacto. Sin embargo un buen día nos enteramos, y digo nos porque los personajes tampoco lo saben, de que los protagonistas son “especiales”, por llamarlos de alguna manera, tienen habilidades nada comunes y ahora deberán enfrentarse al nuevo problema de saber qué son mientras encuentran y se ganan a base de sudor, lágrimas y sangre su lugar en el mundo que habitan. Pues bien, Sanderson es elogiado por conseguir crear sistemas de magia que tienen reglas establecidas y, por lo tanto, límites; es fácil darle poderes alguien y permitir que los use como se le venga en gana, esto a Sanderson no le va, sus personajes y sus poderes se rigen por las leyes de la naturaleza ya sea física (acción y reacción) o por aquellas que solo funcionan en los mundos creados por el mismo. Sea cual sea el caso los poderes tienen sentido, son originales y sobre todo: no por poseer estas habilidades los personajes la tendrán más fácil. Sanderson también sabe cómo evadir el deus ex machina. Pero esto es algo en lo que no me puedo explayar demasiado sin hacer spoiler, tendrán que fiarse de mi palabra.

Honestamente los momentos de acción son más bien pocos, pero créanme cuando les digo que no los echarán en falta pues lo más interesante es avanzar con la historia poco a poco, al estar narrado un capítulo por un personaje y el siguiente por otro será casi imposible dejar de leer por la necesidad de saber qué pasará con nuestro personaje favorito. Dichos personajes no son héroes, al menos no al inicio, permítanme poner aquí abajo la sinopsis de “El Camino de los Reyes”:

Anhelo los días previos a la Última Desolación.

Los días en que los Heraldos nos abandonaron y Los Caballeros Radiantes se giraron en nuestra contra. Un tiempo en que aún había magia en el mundo y honor en el corazón de los hombres.

El mundo fue nuestro, pero lo perdimos. Probablemente no hay nada más estimulante para el corazón de los hombres que la victoria.

¿O tal vez fue la victoria una ilusión durante todo ese tiempo? ¿Comprendieron nuestros enemigos que cuanto más duramente luchaban, más resistíamos nosotros? Quizá vieron que el fuego y el martillo tan solo producían mejores espadas. Pero ignoraron el acero durante el tiempo suficiente para oxidarse.

Hay cuatro personas a las que observamos. La primera es el médico, quien dejó de curar para convertirse en soldado durante la guerra más brutal de nuestro tiempo. La segunda es el asesino, un homicida que llora siempre que mata. La tercera es la mentirosa, una joven que viste un manto de erudita sobre un corazón de ladrona. Por último está el alto príncipe, un guerrero que mira al pasado mientras languidece su sed de guerra.

El mundo puede cambiar. La potenciación y el uso de las esquirlas pueden aparecer de nuevo; la magia de los días pasados puede volver a ser nuestra. Estas cuatro personas son la clave.

Una de ellas nos redimirá. Y una de ellas nos destruirá.

¿Qué tal? ¿Todo muy épico, cierto? Independientemente de la facilidad que tiene la sinopsis para atraer al público quiero quedarme y resaltar una parte en específico:

Hay cuatro personas a las que observamos. La primera es el médico, quien dejó de curar para convertirse en soldado durante la guerra más brutal de nuestro tiempo. La segunda es el asesino, un homicida que llora siempre que mata. La tercera es la mentirosa, una joven que viste un manto de erudita sobre un corazón de ladrona. Por último está el alto príncipe, un guerrero que mira al pasado mientras languidece su sed de guerra.

Aquí podemos ver claramente que nuestros protagonistas no son héroes, tres de ellos ni siquiera intentan serlo y aquel que sí lo tendrá difícil, la travesía del héroe toma un nuevo significado. En el primer volumen los personajes se mantienen estables intentando sobrevivir en el lugar que les tocó y sin necesidad de relacionarse entre ellos pueden desarrollarse gracias a que el mundo se los exige sin parecer forzado, la travesía consiste en el autodescubrimiento de cada uno de ellos. Eso de ser lo suficientemente valiente, solo debes esforzarte y demás palabrería pierde su significado, ellos ya han pasado por lo peor, ya han sido traicionados y heridos, solo les queda ensuciarse las manos para salir adelante. No por esto la lectura es triste o pesada, todo lo contrario, se vuelve más interesante pues los protagonistas dejan de ser mártires para convertirse en piezas de un enorme juego que lleva años tomando forma, ahora es tarea de nuestros “héroes” salir del tablero y moverse por ellos mismos si quieren sobrevivir.

Palabras-radiantes-Imagen2

La guerra queda a un lado, si bien es un constante y se menciona cada dos por tres, en realidad veremos pocos encuentros campales, lo verdaderamente importante y ha lo que se le dedica más tiempo es a lo que sucede en el resto del mundo por esas guerras, cuáles fueron sus consecuencias y lo que los pequeños reinos planean hacer para sacar provecho de ésta, esto es a lo se dedica a contar el autor durante más de 1200 páginas. Por supuesto también hay manipulaciones políticas con sus alianzas e inminentes traiciones.

-No soy más que un hombre, por mucho que en ocasiones desee no serlo. No soy ningún Radiante. Y aunque soy tu amigo, por favor entiende que nuestros objetivos no siempre van parejos. No debes fiarte de mi. Si tengo que ver este mundo desmoronarse y arder para conseguir lo que necesito, lo haré. Con lágrimas en los ojos, sí, pero dejaré que suceda.

La evolución de los protagonistas es marcada desde el primer volumen, el tiempo transcurrido es poco, me atrevería a decir que no pasan más de cuatro meses en el primer tomo y finaliza con lo que sabíamos debía pasar tarde o temprano: el encuentro entre dos de los protagonistas. Algo que llega con total naturalidad y en el momento justo.

Hasta aquí recomiendo dejar de leer si no se ha leído el primer volumen del Archivo de las Tormentas. Espero haberlos animado a comenzar con este autor si no con esta saga al menos con algún otro título en su haber, estoy segura que tarde o temprano Sanderson será un must de la literatura fantástica.

A partir de aquí doy por hecho que ya han leído aunque sea el primer tomo de la saga o bien, quieren seguir leyendo a pesar de los spoilers que pienso arrojar por diestra y siniestra. Pues bien, vamos allá.

Después de haberme tomado mi tiempo para continuar con la saga, pues pretendía hacer la espera por el tercer volumen más corta, me rencontre con Sanderson justo cuando la historia dio un giro de 180° pues Kaladin y Dalinar se habían encontrado gracias a la horrible y casi mortal traición de Sadeas, mientras que Shallan y Jasnah se descubren la una a la otra como radiantes y se embarcan (literalmente) en un viaje para encontrarse con el rey, donde ahora se encuentran Dalinar y Kaladin. Todo estaba sobre la mesa, se prometían muchos encuentros esperados y épicos y aunque suceden, porque tienen que encontrarse, no pasa de la manera en que lo esperamos. El contacto entre los protagonistas no es como se esperaba después del encuentro entre Kaladin y Dalinar, ni de lejos, sin embargo esto lo hizo divertido, si leyeron bien, divertido, pues tienen personalidades muy diferentes y al relacionarse entre ellos chocan.

shallan_2560x1600Si ya conocíamos el pasado de Kaladin, pues fue el personaje en el que se enfocó más la historia del primer volumen, ahora es el turno de Shallan, su pasado y su evolución toman gran importancia en este tomo, la joven erudita tendrá que hacerse mentirosa profesional para avanzar y al mismo tiempo ir dominando sus poderes. Shallan brilla por sí sola durante todo el libro, sus escaramuzas y encuentros con los protagonistas son el detonante para que la trama siga avanzando y se mantenga interesante, el asesino de blanco sigue suelto y su amenaza es constante pero en este apartado Kaladin, Dalinar y Adolin ya le dan demasiada importancia, ahora es el turno de ponernos en los zapatos de una joven inexperta que intenta salir adelante sin ser comida por los lobos, Shallan nos acompaña en nuestra inexperiencia de la corte, ni ella ni nosotros estamos muy seguros de cómo funciona el reino internamente y sabemos muy poco sobre la situación de sus alrededores, iremos descubriendo esto de la mano de Shallan.

El romance hace acto de presencia en este volumen, es poco y por suerte no toma importancia, en mi opinión está bien justificado y el autor se permite jugar con esto para mostrarnos diferentes facetas de los involucrados, lo que ayuda mucho en el desarrollo de personajes.

La magia está por todas partes, ahora que Kaladin ha aceptado sus poderes y se sabe como un posible radiante deberá entrenarse continuamente para lograr su objetivo, Shallan se encuentra en una situación similar. Lo mejor es que ahora conoceremos la existencia de más radiantes que habitan el mundo de Sanderson, están demasiado dispersos y alejados de la acción pero existen, ahora la trama tiene como objetivo lograr que todos se encuentren. Lo mejor son las diferencias entre sus poderes, en algún momento llegué a pensar que todos tendrían los mismos poderes y que Kaladin era especial al tener a alguien como Syl apoyándole, pero no es así. Shallan tiene habilidades completamente diferentes y tiene a su propio spren guiandola, y no solo eso, tienen sus propios nombres, por decirlo de alguna manera, que van de acuerdo a sus habilidades y las palabras que deben pronunciar como juramento varían para cada uno según sus poderes y personalidades, el mundo se expande aún más.

-He aprendido a aceptar el mundo como es. Eso es algo que muy poca gente está dispuesta a hacer. Siguen dando tumbos, esperando, soñando, fingiendo. Eso no cambia nada en la vida. Hay que mirar al mundo a los ojos, toda su sucia brutalidad. Hay que reconocer sus depravaciones. Vivir con ellas. Es el único modo de conseguir algo significativo.

Se descubren cosas sobre el asesino de blanco y sobre los personajes secundarios, en especial el puente cuatro, pues toman gran importancia impidiendo que la trama se vuelva lenta, siempre está sucediendo algo y gracias a los distintos puntos de vista podemos completar el panorama. Si bien Kaladin, Dalinar y Adolin comparten el espacio-tiempo sus perspectivas y preocupaciones son distintas lo que le permite al lector comprenderlo todo de una mejor manera.

También se agrega la perspectiva de los enemigos parshendi, aquellos con los que se lleva luchando años y que hasta ese momento nos eran complementamente desconocidos. Conocemos más sobre ellos, el cómo y porqué iniciaron la guerra y por suerte también comprendemos mejor su constitución y naturaleza, en qué consisten sus habilidades y el cómo se entienden como unidad. Todo a tal grado que ya no sabes con certeza quién es el malo pues ambos bandos han cometido errores por una buena causa, ahora depende de cada uno de ellos el rumbo que tomará la guerra.

El tiempo que transcurre en este segundo volumen es poco más de tres meses, sorprendente si tomamos en cuenta todo lo que sucede en tan poco tiempo. Encuentros, decisiones y jugadas arriesgadas y temerarias, un libro que, en esta ocasión, está cargado de acción y magia. Con decir que no podía despegarme del libro y que a pesar de contar con el mismo grosor que el primer tomo, lo termine en menos de dos semanas, es totalmente adictivo.

“Palabras Radiantes” finaliza con la promesa de seguir sorprendiendo a sus lectores, los personajes siguen en su viaje de autodescubrimiento y el mundo se expande cada vez más. La espera para el tercer volumen me está matando.

Brandon Sanderson se coloca sin duda alguna como mi autor favorito de literatura fantástica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s